La utilidad de la nada -El arte de quedarse en nada – Decrecimiento



XI La utilidad de la nada.

Treinta rayos convergen hacia el centro de una rueda, pero es el vacío del centro el que hace útil a la rueda.
Con arcilla se moldea un recipiente, pero es precisamente el espacio que no contiene arcilla el que utilizamos como recipiente.
Abrimos puertas y ventanas en una casa, pero es por sus espacios vacíos que podemos utilizarla
Así, de la existencia provienen las cosas y de la no existencia su utilidad.

EL LIBRO DEL TAO






Nada. Mi firma y nada más. A ver qué pasa. Un día, la excusa será lo de menos, quizás entregue esta columna en blanco, hueca, libre. Un artículo vacío. Sin palabras. Otra manera de contar. Y de entender. Un arriesgado, sincero y directo silencio de papel. Una incógnita. ¿Mi mejor obra?

Nada vale. Hasta el próximo 23 de marzo, el Centro Pompidou de París ofrece una exposición de nada. Nueve salas del Centro Nacional de Arte y Cultura moderno repasan por orden cronológico distintas propuestas artísticas en torno al vacío. Nueve salas desnudas, sin cuadros ni imágenes. Na de na. “Han sido dos años y medio de trabajo a tiempo completo”, comentan sus organizadores para destacar la complejidad de juntar tanta nada.

“Vacíos, una retrospectiva”, título de la exposición, festeja medio lustro de arte minimalista. La muestra arranca con un pionero en naderías, el francés Yves Klein. Influido por el budismo zen, Klein vació una galería en 1958 y a lo que quedó, nada, lo llamó arte. La última creación, de 2006, pertenece al artista eslovaco Román Ondák. En su “Más silencioso que nunca”, una sala desierta con varios micrófonos ocultos invita a reflexionar sobre qué hacemos en medio de la nada.

El arte sano. Menos significa más. En la sociedad del todo incluido, la única apuesta segura, con futuro, pasa por transformarnos en coleccionistas de vacíos. Recuperar aire, liberar espacios, recobrar autonomía. “Elimina el automóvil, la televisión y el fútbol de la cultura contemporánea: en el acogedor vacío resultante se podrá vivir”, declara el poeta Jorge Riechmann. Un poquito menos cada día. La vida llena y plena: no tener nada.

Gorka Andraka


Para frenar la tala industrializada de árboles en bosques y selvas; frenar la muerte de los mares, los ríos, los lagos, las lagunas, los humedales; proteger a la vida silvestre; frenar la destrucción de los suelos; reducir la contaminación del aire; frenar el desastre ecológico que destruye rápidamente los dones de la Naturaleza. Para hacer frente al cambio climático.Para reducir la violencia del Pico del Petróleo Para moderar la miseria que atormenta a más de la mitad de la población. Para frenar la violencia, el militarismo, la represión y el autoritarismo. Para reducir el consumismo, el despilfarro de alimentos, el mal uso del agua y el excesivo consumo de energía. Para frenar la expulsión de indígenas, campesinos y vecinos arraigados en sus comunidades. Para reducir la desaparición de culturas milenarias, saberes de subsistencia y tradiciones. Para recuperar la autonomía de las comunidades y las regiones; defender las riquezas naturales y culturales de nuestro pueblo, ejido, barrio o colonia.

Para reducir la importancia de los medios de comunicación, de la publicidad y la mercadotecnia. Para debilitar a las mafias políticas y económicas; para fortalecer la democracia directa. Para reducir los suicidios, las depresiones y las alteraciones mentales. Para recuperar nuestras buenas relaciones con la Naturaleza; recuperar un buen equilibrio mental y emocional. Para reducir la violencia contra los animales. Para aumentar la producción de alimentos sanos y objetos duraderos. Para reducir la producción de residuos sólidos, tóxicos o peligrosos; reducir la producción de basura. Para desalentar la producción de transgénicos y de productos con nanotecnología Para reducir el uso del automóvil, del avión y de los trenes rápidos; para frenar el consumo de papel, de plástico y de metales.

Para darle mayor plenitud a la vida humana; para fortalecer la convivencia humana. Para reducir nuestra dependencia del Estado y del Mercado; de la centralización de poder, de la concentración del dinero en pocas manos, de la tiranía de la Economía y de las trampas de la Tecnociencia. Para favorecer la elevación espiritual, la cultura y el arte; para favorecer la artesanía, el buen uso del suelo, del agua y del aire y la buena vida: la vida digna.

¡DESCRECIMIENTO! PARA SALIR DE LA TIRANÍA DE LA ECONOMÍA

 

http://www.decrecimiento.info/




 

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s