MIRAR NUESTRAS MANOS

 

Tengo un amigo que es un artista. Hace cuarenta años, cuando se marchó de Vietnan, su madre le cojió la mano y le dijo: “Si me echas de menos, mira tu mano y me verás inmediatamente.” !Que penetrantes resultan esas sencillas y penetrantes palabras!.
A lo largo de los años, mi amigo se ha mirado las manos muchas veces. La presencia de su madre no es solo genética. Su espíritu, sus esperanzas y su vida están en él. Cuando mi amigo se mira las manos puede ver en ellas a cientos de generaciones que le han precedido y cientos de generaciones que le van a suceder. Puede ver que no sólo existe como un eslabón del árbol genealogico, como eje del tiempo, sino como una red de relaciones interdependiente. Me dijo que jamás se ha sentido solo.


El verano pasado, cuando mi sobrina vino a visitarme,le propuse el “mira en tus manos” como tema de meditación. Le conté que cada piedrecita, cadahoja, cada mariposa están presentes en sus manos.

THICH NHAT HANH de Hacia la paz interior

Anuncios

1 comentario

  1. Precioso lo de las Manos Casa, no es solo que se vea a la madre, sino a los amigos que te han dado la mano alguna vez ó a los que tu se las has dado…y luego está lo que has hecho ó no has hecho con tus manos por los demás de diversas formas…
    Feliz Año Casa y Gracias por toda la información que aportas con tus manos a la hora de escribirla claro.
    Besos


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s